Autocontrol

El autocontrol es la habilidad que tenemos las personas de decidir en cada momento qué debemos hacer o no hacer. A cada instante evaluamos las situaciones que se nos presentan, pensamos que es lo más adecuado y entonces decidimos actuar de un modo u otro. Esta capacidad es inmensamente importante ya que nos permite adaptarnos a todo tipo de contextos, sobre todo de ámbito social. Controlar los impulsos, las emociones y las conductas puede ser decisivo en nuestro mundo.

Tener autocontrol significa poder adaptarse mejor. Si por ejemplo hemos tenido un mal día y estamos muy cansados y enfadados, el autocontrol nos permite no acabar gritándole a nuestro jefe, pareja o hijo, y también  nos permite ser capaces de esperar en la cola para hacer la compra aunque tengamos mucha prisa. Si no hubiésemos aprendido esta capacidad el mundo sería un sitio mucho más caótico, y todos haríamos lo que quisiésemos sin valorar las consecuencias de nuestro comportamiento.

El autocontrol se va aprendiendo de manera progresiva desde la primera infancia, y es importante enseñar a los niños a controlarse. Este aprendizaje no es fácil, y al principio los niños no estarán dispuestos a hacerlo, y las típicas rabietas infantiles serán habituales

¿Cómo enseñar autocontrol a los niños?

Existen diversas técnicas que pueden ayudar a los padres y madres a mejorar el autocontrol de sus hijos. Una de ellas es la llamada Técnica del semáforo. Está técnica es muy útil para enseñar a controlar las conductas impulsivas de ira o agresión en los niños. Pasos a seguir:

  • Se explica al niño/a que cuando se sienta que va a empezar uno de estos comportamientos impulsivos piense en un semáforo. Es conveniente acompañar la explicación con un dibujo del semáforo y las instrucciones a seguir, y colocarlo en un lugar de la casa donde el niño pueda verlo. Cada color del semáforo significará una cosa y se deberán seguir todos los pasos (colores) de la siguiente manera:
    1. Luz Roja: DETENERSE à Quedarse quieto y tranquilizarse
    2. Luz Amarilla o Ámbar: PENSARà Pensar en diferentes soluciones o alternativas, así como en la consecuencias de cada comportamiento
    3. Luz Verde: ACTUARà Elegir la opción más adecuada y llevarla a cabo.

Consecuencia de la falta de Autocontrol:

  • Problemas en las relaciones sociales: dificultades para mantener conversaciones siguiendo turnos, incapacidad de aceptar las críticas u opiniones de los demás, etc.
  • Problemas psicológicos: frustraciones, tristeza, enfado, etc.
  • Problemas conductuales: comportamientos inadecuados
  • Problemas legales: no tener control puede llevar a no seguir las normas sociales.

Para conocer más sobre el tema o más técnicas para aplicar a los niños puede escribir un comentario en nuestro blog o el Facebook del proyecto Edúcame Primero Perú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s