Formación Sexual en la Infancia

¿Cómo enseñar temas de sexualidad a los hijos?

Sin duda este es todo un reto al que deben enfrentarse padres y madres en algún momento. Es importante dejar a un lado los prejuicios y dejar de ver el sexo como un tema tabú. Es fundamental que los niños y niñas tengan una buena información sobre el tema, ya que esto puede evitar situaciones desagradables en un futuro (como abusos, embarazos no deseados, o enfermedades de transmisión sexual).

La sexualidad es una parte inherente a todo ser humano, y como tal debe ser tratada. Debemos permitir a los niños hacer preguntas sobre el tema, y debemos contestarlas de manera adecuada. Cada niño sentirá la necesidad de saber más a su tiempo, por eso no se debe dar información demasiado pronto, ni tampoco demasiado tarde.

Los temas básicos sobre sexualidad que toda persona debería conocer hacen referencia a la anatomía del hombre y la mujer, al género, a la identidad de género, a la orientación sexual y también a ciertos valores necesarios, como el respeto.

¿Por qué enseñar sexualidad a los niños? ¿Por qué es importante?

La sexualidad es un aspecto que formará parte de sus vidas siempre. Enseñarles los aspectos fundamentales de la sexualidad de una manera natural y abierta les ayudará a sentirse mejor con respecto a ella en un futuro. Y el hecho de saber que puede contar con la ayuda de sus padres les ayudará a tener la confianza necesaria para preguntar sobre el tema.

Además una correcta información les ayudará a tener un mayor control sobre sus vidas y sus futuras relaciones de pareja, protegiéndoles de situaciones de riesgo como pueden ser las enfermedades de transmisión sexual.

¿Qué debo decir? ¿Por dónde empiezo?

Es posible que resulte embarazoso empezar a hablar de estos temas con un hijo, y puede que sea así porque antes los padres no daban este tipo de información por considerarse algo poco apropiado.  A continuación damos una serie de consejos para hacer esta tarea algo más fácil:

  • Empiece por sentarse con tu hijo o hija y háblale sinceramente. Puede admitir que le resulta difícil hacerlo, pero que lo hace porque quiere que ellos tenga confianza con usted.
  • Muéstrele apoyo y comprensión, mostrando una actitud abierta y disponible
  • Cuando sus hijos le hagan una pregunta, contéstenle de manera sincera y de forma sencilla
  • No se burle de sus preguntas o de sus ideas. Ninguna pregunta es tonta.
  • Conviértase en un modelo a seguir para sus hijos, adoptando los valores que intenta enseñarles.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s